miércoles, 19 de enero de 2011

Kellogs contra el pecado de la masturbación.



 Hace unos años masturbarse estaba mal visto, la religión jugaba un papel importante en la sociedad estadounidense y este acto de onanismo era uno de los peores pecados. La gente creía que esta práctica comportaba desgracias de todo tipo, como el cáncer, impotencia, locura y debilidad mental entre otras. Ante este enorme conflicto el Sr. John Harvey Kellogg pensaba que tenía la solución.


El Sr. Kellogg estaba seguro que el conflicto de que la gente se masturbase eran los hábitos alimenticios de esa sociedad, luego que ideó unos cereales para la hora del desayuno. Fundado a su vez la compañía Corn Flake Company que después se llamaría Kellogg Company.
Con estos cereales, más bien insipidos, intentó conseguir una sociedad pura y casta como su propio inventor que estuvo casado con su mujer y confesó que durante los 40 años de convivencia no había mantenido relaciones sexuales, ni compartir su propio lecho aunque si,  habitación. Kellogg estaba a favor de la ablación química y en contra de los preservativos y el amor libre.

No hay comentarios: